El contrato indefinido con un año de prueba

El contrato indefinido de emprendedores
 

¿Qué es el contrato indefinido para apoyo de emprendedores? ¿Qué implica ese periodo de prueba de 1 año? ¿Todas las empresas pueden hacer este contrato?

 

¿Qué es el contrato indefinido para apoyo de emprendedores?

Este contrato es un contrato de trabajo indefinido, por lo que no está sujeto a un proyecto, a una obra o a un servicio determinado, ni a sustituir a un trabajador que falta.  La duración de este contrato será hasta que empresa o trabajador decidan finiquitarlo. El contrato puede ser tanto a tiempo parcial como a tiempo completo.

Tiene como peculiaridades una serie de ventajas y beneficios para que las pequeñas y medianas empresas se animen a contratar trabajadores de forma indefinida. Es una medida para favorecer la contratación que estará vigente hasta que la tasa de paro baje del 15 %.

Otra particularidad, que analizaremos más adelante, es que el periodo de prueba de este contrato es de 1 año.

¿Quién puede hacer este contrato?

Para poder hacer este contrato tienen que cumplirse una serie de requisitos:

  • Que la empresa o el autónomo que vaya a realizar la contratación tenga menos de 50 trabajadores, en el momento de firmar el contrato
  • Que la tasa de desempleo supere el 15%
  • Se tiene que utilizar el modelo oficial del contrato (pdf)
  • Que la empresa no haya realizado un despido declarado improcedente en los 6 meses anteriores a la firma del contrato. El despido debe de ser de un trabajador del mismo grupo profesional y del mismo centro de trabajo del que se quiere contratar con este contrato.

 

Contrato indefinido, pero con periodo de prueba de un año

Además de los beneficios fiscales y de cotización, la gran característica de este contrato es que tiene un periodo de prueba de 1 año. Durante este periodo el empresario puede romper el contrato, sin tener que indicar el motivo y sin tener que pagar ninguna indemnización por parte de la empresa, indicando simplemente que no se ha superado el periodo de prueba.

Al no tener que justificar la empresa el motivo por el que rescinde el contrato será complicado recurrir contra este tipo de decisiones.Este periodo de prueba eso sí, no se puede poner a un trabajador que ya ha sido contratado por la empresa anteriormente para un puesto igual o similar.

Esta duración tan larga del periodo de prueba creó una gran polémica ya que en la práctica supone una posibilidad de un despido gratuito durante un año. Pero el Tribunal Constitucional, en su Sentencia contra el Recurso 5603/2012, resolvió que este contrato era acorde a la Constitución, y que se justifica este periodo de prueba tan largo por las circunstancias actuales de crisis en el mercado laboral. Pero hay que tener en cuenta que los Convenios Colectivos pueden establecer para algunos puestos un plazo máximo del periodo de prueba inferior.
 

Estoy cobrando el paro y me ofrecen este contrato, ¿Qué pasa con mi paro?

Si se está cobrando el paro y se empieza a trabajar a jornada completa, el trabajador debe de suspender la prestación por desempleo, como regla general. Pero si el trabajador va a ser contratado a jornada completa por un contrato indefinido de apoyo de emprendedores existe una excepción y el trabajador podrá compatibilizar si quiere el trabajo con recibir el 25% de la prestación por desempleo que venía cobrando.

Para poder compatibilizar se tendrán que cumplir los siguientes requisitos:

  • Esta compatibilización se tiene que pedir en los primeros 15 días desde que se es contratado.
  • Al firmar el contrato se hubiese cobrado ya al menos 3 meses de paro
  • Que siga quedando paro que recibir en el momento de la contratación.

En el caso de que finalice la relación laboral por culpa de la empresa, el trabajador podrá reanudar el paro (siempre que no se hubiese agotado todo mientras que se trabajaba). En este caso se considerará que se ha consumido solo el 25% del tiempo que se estuvo compatibilizando la prestación. Es decir que si se estuvo compatibilizando 4 meses, se habrá consumido solo 1 mes de paro.
 

Incentivos y Bonificaciones empresariales del contrato de emprendedores

Existe una serie de beneficios fiscales y de la Seguridad Social para incentivar la contratación a través de este contrato.

Incentivos fiscales.

Una deducción de 3.000 euros en el Impuesto de Sociedades (IS) en el caso de contratar a un trabajador menor de 30 años.

Asimismo hay otra deducción si el trabajador está recibiendo la prestación por desempleo. Pueden deducirse el equivalente al 50% del paro que recibía el desempleado o el 50% del paro que tenga pendiente de recibir (se deducirá la cuantía inferior de estos dos porcentajes).

Bonificaciones de la Seguridad Social.

Se bonificará la cuota de la Seguridad Social por hasta 3.600 euros si se contrata a trabajadores entre los 16 y 30 años durante 30 años. La bonificación será de 83,33 euros al mes durante el primer año (1.000 euros al año), de 91,67 euros al mes durante el segundo año (1.100 euros al año), y de 100 euros al mes durante el tercer año (1.200 euros al año).  En el caso de contratar a mujeres para un sector donde haya menos contratación de mujeres, la bonificación será de 100 euros al mes durante los 3 años (1.200 euros al año).

Se bonificará con 4.500 euros si se contrata a trabajadores mayores de 45 que lleven desempleados 12 meses de los últimos 18. La bonificación será de 108,33 euros al mes durante 3 años (1.300 euros al año). Si se contrata a mujeres para sectores donde haya menos contratación de mujeres la bonificación será de 125 euros al mes durante 3 años (1.500 euros al año).

Estas bonificaciones son compatibles con otras, siempre que no se bonifique más del 100% de la cuota empresarial de la Seguridad Social. Si el contrato es a tiempo parcial, las bonificaciones se reducirán en proporción a la jornada del contrato.

Requisitos para mantener las bonificaciones

Para poder utilizar estas bonificaciones las empresas o autónomos tienen que cumplir una serie de requisitos:

  • La empresa debe mantener contratado al trabajador al menos 3 años. Se puede finalizar la relación laboral antes siempre que sea mediante un despido objeto o disciplinario que no sea declarado nulo o improcedente, o por dimisión, muerte, jubilación del trabajador, por declaración de incapacidad permanente del trabajador.
  • La empresa o el autónomo debe mantener el nivel general de contratación durante un año desde que se firma el contrato. Es decir, que no se puede utilizar este contrato para sustituir a otros trabajadores, sino que tiene que ser para crear puestos nuevos de trabajo.

Si no se cumplen estos dos requisitos la empresa o el autónomo tendrá que devolver las ayudas y beneficios recibidos.
 


Toda la información publicada en Toplaboral tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre con las disposiciones publicadas en los Boletines Oficiales (legislación española), los Servicios Públicos de Empleo o con su asesor legal.

 

Deja un comentario