El derecho a un abogado de oficio para un juicio laboral

Abogado de oficio para juicio laboral
 

¿Puede un trabajador solicitar abogado de oficio para un juicio laboral?  ¿cuáles son los requisitos?

 

¿Es necesario abogado en un juicio laboral?

 
Teóricamente no es necesario abogado para defenderse en los juicios laborales que se celebren en los Juzgados de lo Social, no lo es ni para presentar la demanda ni para hacer el juicio, por lo que un trabajador podría defenderse a sí mismo, aunque en ocasiones el Juez, si cree que esta situación puede suponer un perjuicio y una indefensión para el trabajador, puede exigirle que tenga abogado.

En el caso de querer un abogado, se puede normalmente elegir entre tres tipos:

  • Un abogado privado: que tendrá sus honorarios.
  • Un abogado de un sindicato: los honorarios dependerán de cada sindicato, de si se es afiliado y el tiempo que se lleve afiliado.
  • Un abogado de oficio: ahora veremos cuando se puede pedir y qué implica.

En otras ocasiones es obligatorio tener un abogado o un graduado social: para ejecutar una sentencia o un acta de conciliación, o para presentar un Recurso de Suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia. En el caso de querer recurrir en Casación ante el Tribunal Supremo, será necesario un abogado en todos los casos.

 

Quiero un abogado de oficio: ¿cuándo tengo derecho?

 
Los trabajadores y beneficiarios de la Seguridad Social, o quienes pretenden ser beneficiarios, tienen derecho a un abogado de oficio por el mero hecho de ser trabajadores o beneficiarios.

Siempre que el trabajador quiera denunciar a su empresa, incluso cuando la empresa entra en concurso de acreedores, se tendrá derecho a un abogado de oficio.

Cuando se quiera demandar al Servicio Público de Empleo se tendrá igualmente siempre derecho al abogado de oficio. En cambio, si se quiere demandar a la Seguridad Social, si no se necesita un perito médico para este procedimiento judicial, se tendrá seguro derecho a un abogado de oficio.

En todos estos casos se tiene derecho independientemente de los ingresos que se tengan.

Excepciones en las que si se tienen en cuenta los ingresos

En algunos casos sí se tienen en cuenta los ingresos a la hora de ver si se tiene derecho a la asistencia jurídica gratuita:

  • Cuando se es autónomo, al no ser trabajador por cuenta ajena.
  • Cuando se solicita el derecho a un perito médico judicial. En casos en los que es necesario el reconocimiento de este perito, como en las reclamaciones de una Incapacidad Permanente, una impugnación de alta médica, una determinación de contingencias de una baja médica… entonces sí que hay un estudio de la capacidad económica de la unidad familiar para nombrar a este perito.

En estos casos se miran los ingresos económicos, en cómputo anual, y será necesario que no superen:

  • El doble del IPREM (12.780,24 euros al año) si no se forma parte de una unidad familiar
  • Dos veces y medio el IPREM (15.975,24 euros al año) si la unidad familiar es de dos o tres miembros
  • Tres veces el IPREM (19.170,39 euros al año) si la unidad familiar es de cuatro o más miembros.

En estos casos se solicitarán justificantes de los ingresos familiares para ver si se tiene derecho a la justicia gratuita.

En algunos casos, como las víctimas de violencia de género, de terrorismo, trata de seres humanos; trabajadores con una Gran Invalidez por un accidente cuando se quiera reclamar una indemnización por los daños y perjuicios; y excepcionalmente cuando los ingresos superen los límites, dependiendo de las circunstancias familiares; se podrá reconocer el derecho aunque no se cumplan estos requisitos de ingresos.

 

¿Se tiene derecho al abogado de oficio para todas las actuaciones?

 
Se tiene derecho al abogado del Turno de Oficio a partir de que es necesario presentar una demanda ante los Juzgados. Para los pasos previos, como pueden ser presentar una Papeleta de Conciliación, acudir al Acto de Conciliación, o presentar una Reclamación Previa, no se asigna un abogado de oficio.

Se asignará directamente para redactar la demanda. En el caso de que el trabajador haya presentado la demanda por su cuenta, puede pedir un abogado para que le asista en el juicio, aunque el procedimiento judicial esté ya iniciado. Asimismo se puede pedir el abogado solo para la ejecución de la sentencia o para recurrir, en el caso de haber hecho el juicio sin abogado.

 

Cómo pedir un abogado de oficio para un juicio laboral

 
El abogado del Turno de Oficio se solicita ante el Colegio de Abogados de la zona donde tenga que demandar, a través de los Servicios de Orientación Jurídica que tienen. Puede localizar en este buscador el Colegio al que tenga que dirigirse.

Dependiendo del Colegio, cada uno gestionará la solicitud de una forma, siendo necesario a veces cita previa.

Al solicitar el abogado de oficio, el Colegio de Abogados remitirá la solicitud a la Comisión de Asistencia Jurídica Gratuita de la Comunidad Autónoma que será quien reconozca el derecho al abogado de oficio. Una vez aprobada la solicitud, el Colegio de Abogados nombrará a un abogado para el asesoramiento del trabajador.

 

Preguntas frecuentes sobre el abogado de oficio

 

¿Puedo elegir el abogado de oficio?

 
No, el abogado del turno de oficio no se puede elegir. Solo en el caso de que ya se tenga un abogado de oficio para otro procedimiento y se tenga un nuevo procedimiento íntimamente relacionado, se puede pedir que sea nombrado para el nuevo juicio el mismo abogado que tocó para el caso conectado. Por ejemplo, un trabajador reclama con un abogado de oficio unas nóminas impagadas, y a raíz de esta reclamación la empresa le despide, el trabajador puede pedir que sea el mismo abogado de oficio el encargado del procedimiento por el despido.
 

¿Qué sucede con los plazos mientras que pido el abogado de oficio?

 
En el caso de que haya que pedir cita para solicitar el abogado de oficio, el tiempo de espera para la cita no paraliza ni suspende los plazos. Esta situación es especialmente relevante en casos de despidos, sanciones, modificaciones sustanciales, movilidades geográficas, en los casos de conciliación de la vida laboral y familiar… en los que el plazo para demandar es de solo 20 días hábiles.

En el caso de haber tenido que presentar una papeleta de conciliación, muchas veces es recomendable pedir la cita de forma previa para justo después del acto de conciliación, ya que si se espera a pedir cita una vez se haya hecho el acto de conciliación, si no hay acuerdo y la cita se demora, podrían pasarse los plazos.

En cambio si la designación del abogado del turno de oficio no es inmediata, la solicitud del abogado de oficio paraliza los plazos hasta que se designe el abogado. En el caso de que se nombre al abogado de oficio en el momento de pedirlo, entonces no se suspenderá el plazo.
 

¿Qué otros derechos implica el abogado de oficio?

 
Cuando se reconoce el derecho a la asistencia jurídica gratuita, además del derecho al abogado de oficio se tiene derecho a:

  • Anuncios y edictos gratuitos en los Boletines Oficiales
  • Exención de pago de depósitos y consignaciones para recurrir
  • Asistencia pericial (en este caso se verán los ingresos)
  • Copias, testimonios, instrumentos y actas notariales gratuitas
  • Reducción del 80% de los costes de las escrituras públicas, copias y testimonios notariales que no sean los anteriores.
  • Reducción del 80% de los costes de los Registros de la Propiedad y Mercantil.

 

¿El abogado de oficio es gratis?

 
El abogado de oficio es inicialmente gratuito, pero no tiene porqué serlo al finalizar el procedimiento.

Es inicialmente gratuito, de forma que todo el mundo pueda demandar aunque no tenga ingresos. Pero en el caso de que gracias a la actuación del abogado el trabajador consiga una cuantía económica, el abogado de oficio podrá cobrar como honorarios hasta 1/3 de la cantidad conseguida.

Conviene acordar con el abogado de oficio, antes de empezar a demandar, el porcentaje que serán los honorarios en caso de conseguir alguna cantidad, para que no existan posteriormente malentendidos. Aunque se llame derecho a la justicia gratuita, es solo inicialmente gratuita.
 

Tengo un abogado privado, ¿puedo cambiarme a uno de oficio?

 
En el caso de tener un abogado privado, si se quiere cambiar a un abogado de oficio, se tendrá que renunciar al abogado que se tiene. En el caso de haber presentado ya demanda, se tendrá que renunciar ante el Juzgado. Asimismo es posible que para la designación del abogado de oficio se solicite que se demuestre el motivo por el cual se pide un abogado de oficio, demostrando que ha empeorado la situación económica.

La solicitud del abogado de oficio no impedirá que haya que abonarle al abogado privado los honorarios por los trabajos que haya realizado hasta el momento.

 


Toda la información publicada en Toplaboral tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre con las disposiciones publicadas en los Boletines Oficiales (legislación española), los Servicios Públicos de Empleo o con su asesor legal.

 

Deja un comentario